TAKACHIHO: MITOLOGÍA Y NATURALEZA


Hace unos meses escribí sobre la Garganta de Takachihoun lugar mágico lejos de las rutas turísticas más habituales. Este verano tuve la ocasión de visitarlo y la verdad que me encantó.


Takachiho se encuentra en la prefectura de Miyazaki, en la isla de Kyushu. Una pequeña ciudad entre montañas donde la mitología y las creencias del pueblo japones se funden con la naturaleza formando un espectacular enclave.




No hay tren que conecte Takachiho con las principales ciudades de Kyushu así que para llegar se tiene que hacer por carretera. Las ciudades mas cercanas son Kumamoto o Nobeoka, Desde ellas hay autobuses que os llevarán al centro de Takachiho.


Nada mas llegar y ver la fachada del Hotel y recorrer sus calles ya podemos sentir que estamos en un sitio donde la mitología ocupa un papel importante. Una vez dejamos las mochilas nos dirigimos al lugar mas turístico de la ciudad. La Garganta de Takachiho. 






El río Gozase, a su paso por Takachiho crea una espectacular garganta que combina increíblemente el azul turquesa de sus aguas, con los acantilados de basalto y la frondosidad de la vegetación.





Con Todo esto hay dos posibilidades para contagiarnos de su magia. La primera es caminar por el sendero junto al río, una opción que nos ofrece la posibilidad de realizar buenas fotos.







La otra posibilidad es recorrer los 600 metros de la garganta en barca. Cuesta 1.500 yenes y nos permite acercarnos hasta la cascada Minainotaki ,que con sus 17 metros de altura es la gran atracción de Takachiho.

Yo no tuve la oportunidad de montarme en barca ya que hacía poco que el super tifón Halong había pasado y todavía las aguas bajaban revueltas, por lo que se había suspendido el paseo en barca. Después de el paseo por la garganta comimos Yakiniku (carne a la plancha) en un restaurante de carne.La carne de la provincia de Miyazaki esta buenisima y tiene bastante popularidad en el país.

Con las baterías cargadas después de comer fuimos al santuario de Ama-no-Iwato. Su nombre significa cueva de roca celestialuna cueva mencionada en la mitología japonesa, como lugar elegido por la deidad del Sol y  origen de la familia imperial, Amaterasu  para su aislamiento.






Tras el duelo divino entre Amaterasu, gobernanta de Takamagahara, el mundo celestial, y su hermano Susanō, gobernante del mar, que pretendió usurpar el dominio de Amaterasu pero fracasó, se negó a reconocer la victoria de la diosa, realizando varios atentados contra ella. Las deidades pidieron a Amaterasu a que detuviera a Susanō, pero decidió protegerlo argumentando que no causaría mayores problemas.

Sin embargo, Susanō hizo un agujero en el tejado de la hilandería sagrada de su hermana, despellejó un caballo y lo lanzó dentro de la habitación. Las sirvientas se asustaron y tropezaron con los telares muriendo ensartadas con ellos. Esto provocó la ira de Amaterasu, y como represalia se confinó en Ama-no-Iwato sellando su entrada con una gran roca. Posteriormente la oscuridad se apoderó de Takamagahara y de Ashihara (el mundo terrenal), trayendo consigo la confusión y el caos.
Con el confinamiento de Amaterasu, la miríada de ocho millones de kami se reunió cerca de la cueva con el objetivo de lograr sacar a la diosa. 



Las deidades intentaron varias cosas para hacerla salir pero nada funciono hasta  que la deidad Ame-no-Uzume, se puso frente a la cueva y comenzó a entrar en un trance despojándose de su falda y mostrando sus genitales comenzó a bailar de manera efusiva. En ese momento las deidades soltaron grandes carcajadas y el Takamagahara tembló.


El ruido era tan fuerte que Amaterasu, presa de la curiosidad,aparto un poco la roca de la cueva y preguntó quién era la diosa que estaba desafiando a su persona ya que estaba provocando risas sobre las deidades, cuando en realidad la oscuridad debería causar pánico. 

En ese momento dos deidades pusieron en frente de Amaterasu el espejo Yata-no-Kagami, Amaterasu vio su imagen y pensó que la deidad de la que todos se reían era ella; luego otra deidad sujetó a la diosa y la sacó de la cueva. 


Finalmente se puso un shimenawa  sobre la cueva  con el fin de que la diosa no volviese a entrar. Con este hecho, volvió la luz.



Os cuento todo este rollo para que entendáis de la importancia de esta cueva en las creencias populares y mitología japonesa. Un santuario donde pueden escuchar tus plegarias los millones de dioses de la cultura japonesa ya que en este sitio estuvieron reunidos todos!!
También es importante esta historia para la visita que hicimos por la noche al santuario de Takachiho. Con una historia que se remonta a unos 1.800 años es el santuario sintoísta más importante de la zona.



De 20:00 a 21:00 dentro del santuario, en el kaguraden (hall para kagura), se realiza una actuación de cuatro danzas representativas del repertorio de Danza Kagurauna antigua ceremonia teatral japonesa, con danza y música, en honor a las deidades de la religión sintoísta. La entrada cuesta 700 yenes.



En el Kaguraden los espectadores se sientan en el suelo (dejando los zapatos en la entrada) delante del pequeño escenario.



Los intérpretes del kagura llevan mascaras para expresar la espiritualidad de los mitos y divinidades, y en el caso del kagura de Takachiho se representaba la historia de como las deidades hacían salir a Amateratsu de la cueva.



Fue un momento mágico. Ver una representación de danza Kagura con sus movimientos al son de la música de tambor y flauta, por la noche en el interior de un templo, toda esta suma de elementos hizo un momento inolvidable.


Todo Takachiho tiene su encanto y si en vuestro viaje a Japón queréis huir de las grandes ciudades, el ruido y los avances tecnológicos sin duda Takachicho es un lugar que nunca olvidareis. 

0 comentarios: