El teatro tradicional Japones


En Japón se destacan dos géneros tradicionarles de teatro: kabuki y nō

El kabuki (歌舞伎) se caracteriza por su drama estilizado y el uso de maquillajes elaborados en los actores. Los kanji, de izquierda a derecha, significan cantar (歌 ka), bailar (舞 bu), y habilidad (伎 ki). Frecuentemente se traduce kabuki como "el arte de cantar y bailar".

La historia del kabuki comenzó en 1603 una sirviente de un templo shinto comenzó a realizar un nuevo estilo de danza dramática. Las ejecutantes femeninas interpretaban tanto los papeles femeninos como masculinos en situaciones cómicas de la vida cotidiana. Este estilo se hizo popular de una manera casi instantánea incluso llegando a la Corte Imperial. Dado el rotundo éxito, no tardaron en aparecer rivales, y el kabuki nació como un conjunto de drama y danza ejecutado por mujeres. Muchas de las ejecuciones en este período fueron de carácter indecente realizadas por muchas imitadoras que estaban disponibles para la prostitución, y los miembros masculinos de la audiencia podían requerir libremente de los servicios de estas mujeres.


La atmósfera escandalosa de las ejecutantes de kabuki atrajo la atención del shogunato y en 1629 las mujeres fueron expulsadas de los escenarios con el fín de proteger la moral pública. Los actores jóvenes masculinos tomaron el lugar de las mujeres. El género cambió,  la tensión creciente, fue puesta más en el drama que en la danza. pero resultaron igualmente obscenas, y muchos actores estaban también disponibles para la prostitución (incluso para clientes homosexuales). Las audiencias se alborotaban frecuentemente, y en ocasiones había peleas para requerir los favores de un joven actor , llevando al shogunato a prohibir también las actuaciones de actores jóvenes en 1652.


Desde 1653, sólo hombres maduros podían realizar kabuki, lo que se convirtió en el  yarō kabuki ( "Kabuki de hombres"). Hoy en día el "yarō" ha decaído, pero no fue hasta recientemente que los roles interpretados en el kabuki eran ejecutados sólo por hombres. Los actores que se especializaban en interpretar papeles de mujeres eran conocidos como onnagata.

En el Japón moderno, el kabuki continúa siendo relativamente popular; es el más popular de los estilos tradicionales de drama japonés, y sus actores estelares aparecen con frecuencia en papeles de cine y televisión.

El kabuki utiliza una extensión adicional del escenario conocida como hanamichi (camino florido), una calzada que se extiende hasta la audiencia en donde se hacen las entradas y salidas dramáticas. Los teatros y escenarios kabuki se han ido sofisticando tecnológicamente de forma constante, y entre las innovaciones se encuentran las puertas y escenarios giratorios, introducidos en el siglo XVIII.


En el kabuki, así como en otras ejecuciones de arte japonés, los cambios de escenografía son en ocasiones realizados a mitad de escenas, mientras los actores continúan en el escenario y las cortinas se mantienen abiertas. Los encargados de añadir y quitar objetos del escenario son conocidos como kuroko, van siempre vestidos completamente de negro y son considerados "invisibles".

Algunas características importantes del teatro kabuki incluyen el mie, en el cual el actor toma una pose pintoresca para establecer su personaje. El keshō, o maquillaje, provee un elemento de estilo fácilmente reconocible. El polvo de arroz es utilizado para crear la base blanca conocida como oshiroi, y el kumadori realza o exagera las líneas faciales para producir animales dramáticos o máscaras sobrenaturales para los intérpretes.

El () o noh es el drama lírico japonés que procede de las danzas rituales de los templos, danzas populares, y mitología. En oposición al Kabuki, que siempre ha sido muy popular, es un drama aristocrático para una determinada elite intelectual que sigue teniendo su público en la actualidad. Es único por su lentitud, su gracia austera y por el uso distintivo de máscaras.

Hasta el siglo XIV, el nō era conocido como sarugaku (espectáculo de mímica). Durante la misma época, las tradiciones y los ritos campesinos habían dado nacimiento al dengaku, conjunto de bailes y rituales  destinados a asegurar buenas cosechas. La popularidad del dengaku estaba en su apogeo cuando nació Kiyotsugu Kan'ami ,que en 1345, creó una síntesis del sarugaku con los bailes y canciones del dengaku dando como resultado un arte elegante y refinado, adaptado a los gustos de un público aristocrático.


La historia posterior del nō está estrechamente vinculada a sus relaciones con el poder recibiendo el favor de de los shōgunes. En el siglo XVI,  la cultura espléndida de la época transmitió al nō el gusto por los trajes majestuosos, la forma de las máscaras y la forma del escenario. El nō constituye en el siglo XXI una de las artes tradicionales mejor reconocidas. Fue la primera forma de arte dramático en inscribirse, en 2001, en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.


El escenario consiste en un cuadrilátero abierto sobre tres lados entre las pilastras de Hinoki (ciprés japonés) .Se cubre de un techo, incluso en interiores, para reproducir la presentación original que en el pasado tenía lugar al aire libre. Bajo el escenario se encuentra un sistema de jarras de cerámica que amplía los sonidos en las danzas. El acceso al escenario para los protagonistas se hace por el hashigakari, estrecha pasarela a la izquierda de la escena que representa la unión del mundo de los vivos con el mundo de los muertos..Todos estos elementos así como las propiedades de resonancia de la escena obligan a los protagonistas a utilizar un particular paso deslizado, sin choque de los pies sobre el suelo y con las caderas muy bajas (suriashi). A causa de la amplia apertura del escenario, el público está dispuesto prácticamente sobre tres lados.


En contraste con el sencillo escenario, los trajes son majestuosos. El uso del color se encuentra predeterminado por la edad y sexo del personaje, mientras la juventud se representa por tonos alegres, rojos y brillantes, los mayores están representados por tonalidades más oscuras y menos llamativas.

Además de los actores, el escenario está ocupado por cuatro músicos  y un coro. La música se produce por medio de tres tipos de tambores de tamaño creciente, que llevan el compás y una flauta de bambú  que lleva la melodía. Debido a que las antiguas máscaras nō se sostenían por la boca y los actores no podían pronunciar texto, era el coro el que antiguamente hablaba en su lugar. Actualmente, el coro se encarga de proporcionar los elementos de narración.


A causa de del establecimiento del repertorio a finales del siglo XVI, el texto está en japonés antiguo, incomprensible para los japoneses contemporáneos, por lo que la mayoría de las salas proponen traducciones del texto.

Fuente de Información: Wikipedia

      8 comentarios:

      1. Me ha encantado la entrada... siempre me he sentido interesado por el Kabuki, incluso me compré una máscara del "tengu" y hasta ahora pensaba que era del teatro kabuki.. pero ahora no sé si es kabuki o del teatro noh, o de ninguno de los dos XDD

        ResponderEliminar
      2. La mascara Tengu es del noh, en el kabuki se pintan las caras, no llevan mascaras.

        ResponderEliminar
      3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

        ResponderEliminar
      4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

        ResponderEliminar
      5. Increible! Crees que si alguien que no sabe japones fuera, comprendería siquiera un poco?

        ResponderEliminar
        Respuestas
        1. En el caso del teatro Kabuki de Ginza, en Tokyo puedes alquilar guias de audio en ingles por 500 yenes.

          Eliminar