Castillo Himeji


Los castillos japoneses ( shiro) eran fortificaciones construidas principalmente con piedra y madera. Si vais de viaje a Japón no dejeis de  visitar alguno de los muchos castillos que tiene el país, pero a día de hoy sólo doce conservan su estructura original, y de entre ellos sobresale el Castillo Himeji (姫路城).


El Castillo está en la ciudad de Himeji, Prefectura de Hyōgo. Es una de las estructuras más antiguas del Japón medieval en buenas condiciones; fue designado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco bajos las conclusiónes de que la disposición y tamaño del edificio de madera estaban balanceados de manera sorprendente, y el mortero blanco de las paredes ofrecía una belleza increíble; Era un símbolo del sistema feudal y una de las estructuras de madera mas grandes del país. Representa una obra maestra del genio creativo humano y ofrece un ejemplo arquitectónico, tecnológico y paisajístico, que ilustra una etapa significativa de la historia humana.


También es un sitio histórico de Japón y un Tesoro Nacional, junto con los castillos Matsumoto y Kumamoto es uno de los "Tres castillos Famosos" de Japón, y  el más visitado del país. Se le conoce  con el nombre de Hakuro-jō o Shirasagi-jō ("Castillo de la garza blanca") debido al color blanco brillante de su exterior.

El castillo aparece bastante en la televisión japonesa, como escenario de películas de los períodos Sengoku y Edo y series jidaigeki (drama histórico), debido a su ambiente y a que el Castillo Edo en Tokio actualmente no posee una torre principal como la del Castillo Himeji. Es un punto de referencia muy usado dentro de la ciudad de Himeji, ya que al estar sobre una colina, puede ser visto desde gran parte de la ciudad.

El Castillo se ubica en la zona norte de la ciudad, construido sobre los montes Himeyama y Sagiyama, una de las pocas zonas de Japón cuyo ambiente está fuertemente asociado con el período feudal. El clan Akamatsu edificó el castillo Pasando por diferentes dueños en épocas posteriores. En la era Meiji fue cuartel del Ejército Imperial Japonés aunque se consideró demoler el castillo, pero se presionó a que se mantuviera éste y otros con el financiamiento del gobierno. Durante la Guerra del Pacífico bombas incendiarias cayeron sobre el piso superior de la torre principal  pero éstas no explotaron, un milagro que mantuvo al castillo intacto.


El castillo es un ejemplo del prototipo de castillo japonés, ya que posee muchas de las características  arquitectónicas de los castillos del pais del sol naciente. Las altas fundaciones de piedra, paredes encubiertas de cal y la organización de los edificios dentro del complejo, son los elementos estándares de cualquier castillo nipon.

Uno de los elementos defensivos más importantes del Castillo es el laberinto con diversos caminos que conducían a la torre principal. El Castillo posee un complejo de puertas y murallas muy organizados en su interior, y que tenían por objetivo confundir a las fuerzas invasoras y atacarlas de una manera más rápida y eficiente, debido a los intrincados caminos hacia la torre principal.

El camino principal del castillo es un laberinto en zigzag que comienza de manera amplia pero que se estrecha al avanzar, haciendo muy difícil la llegada a la torre principal. De igual manera las puertas del castillo son estrechas, algunas sólo permiten el paso de una persona a la vez.  Las puertas fueron hechas con el fin de defender el complejo y en algunos pasos se encuentran cuartos secretos dispuestos muy cerca. Dentro del laberinto hay caminos sin salida, con cuartos ocultos en las cercanías, con el fin de confundir el enemigo. Aunque históricamente el castillo nunca fue atacado de esta manera y el sistema nunca fue puesto a prueba.

El Castillo Himeji es un castillo japonés del tipo hirayamajiro, es decir, que está situado sobre una colina rodeada por una llanura. El centro de la torre principal se sitúa sobre el norte del monte Himeyama, y a su alrededor se ubican algunas tierras altas. De estas tierras adyacentes se disponen tres kuruwa, o zonas que están rodeadas por murallas, dispuestas en forma de espiral, demarcando los territorios. La zona de la primera vuelta es el "kuruwa interior" (naikuruwa), la de la segunda vuelta "kuruwa medio" (chūkuruwa) y la de la tercera vuelta  "kuruwa exterior" ( sotokuruwa).

En la actualidad solamente queda el kuruwa interior, ya que las zonas que abarcaban los kuruwa medio y exterior fueron la ciudad feudal que estaba a las afueras de la fortificación, en lo que ahora es parte de la ciudad moderna de Himeji



Dentro del kuruwa interior se encuentran cinco recintos importantes: Honmaru (recinto principal), Ni-no-maru, San-no-maru, Nishi-no-maru y Demaru. También  existen el suikuruwa, el koshikuruwa  y el obikuruwa, entre otros. Adicionalmente se ubican las puertas (mon), las cuales son nombradas usando la ordenación alfabética del Iroha ("Puerta i", "Puerta ro", "Puerta ha", etc.). 

Al norte del monte Himeyama se ubica el "bosque virgen del Himeyama"  que son los restos del bosque que existía antes de la construcción del castillo. Hay una creencia popular de que desde el Honmaru hay un pasadizo secreto que conduce al bosque, pero no hay rastros de éste camino. Desde el San-no-maru hay un foso interno que se extiende debajo de las murallas del Nishi-no-maru.


Para llegar a la torre principal hay que entrar por la puerta Hishi no mon,  y de ahí  hacia el I no mon, luego al Ro no mon y por último al Ha no mon, que es el camino más corto para divisar la torre. Desde Ha no mon hasta Ni no mon  el camino es más estrecho por las defensas ubicadas muy cerca; la puerta más estrecha de todas es la Ho no mon  que es una puerta hecha de hierro.Finalmente se llega al área de la torre principal.

                                                                   Hishi no mon

                                                       Con amiguetes en la Ni no mon

                                                                         Ho no mon

Como curiosidad hay una puerta con una historia. La To no ichi-mon provino del Castillo Okishio, destruido en 1580. Un detalle  es que arriba de la puerta hay una estructura de madera cuyo piso estaba agujereado, y que tenía como fin lanzar desde arriba flechas y lanzas al enemigo que atravesara. Es la única puerta que tiene una apariencia diferente al resto de las puertas.


La torre principal (tenshu) se yergue en la cima del monte Himeyama ,de ésta se proyecta la base, que mide 14,85 metros de altura, y luego la edificación que tiene una altura de 31,5 metros. Es una de las estructuras más grandes y emblemáticas del castillo, y considerada como una de las doce torres genson tenshu o torres que aún existen y son anteriores a la era Edo. Consiste en una gran torre (Daitenshu) con 5 secciones de 6 pisos y una base, y un grupo de tres torres menores: Higashi-kotenshu, Nishi-kotenshu e Inui-kotenshu. Las torres están conectadas por varios watariyagura de dos secciones.

                                            Daitenshu
                                           Nishi-kotenshu e Inui-kotenshu

El Nishi-no-maru se ubica al oeste del castillo, donde hay una serie de yagura (torretas) dispuestos en un corredor llamado Nagatsubone, y en donde vivían las damas de la corte. Al extremo norte del Nishi-no-maru se ubica el Keshō-yagura , en donde las sirvientas atendían a las cortesanas; f ue edificada en 1618 para recibir  los cosméticos de la princesa Senhime, que vivió en el Nishi-no-maru, en una sección llamada Tenjuin-maru. La zona de Nishi-no-maru es actualmente una plaza, mientras que una parte del Demaru es un zoológico. 

Keshō-yagura
Tenjuin-maru
Vista del Nishi-no-maru desde la torre principal

Al norte de la torre principal se ubica el koshikuruwa,  un depósito que sirvió como pozo de agua,  arroz y de conservación de alimentos en sal. En la parte inferior de la torre hay cinco pozos de piedra llamados suikuruwa que sirven de suplemento entre la torre principal y el koshikuruwa.

Otras estructuras características del complejo son el Aburakabe, una sección donde sus paredes no son de yeso blanco, sino que están hechas de arcilla, cal y gravilla. El pozo de Okiku que según la leyenda en dicho pozo existe un fantasma de una sirvienta que fue ejecutada al ser acusada de robar un plato valioso. El Jardín Koko-en  ha sido reconstruido a partir de las excavaciones de las ruinas de la gran mansión
                                          El pozo de Okiku

0 comentarios: