El matrimonio en Japón


Hay dos tipos de bodas en japón. La boda tradicional sintoísta y boda al estilo occidental moderno, Pero para haber una boda, la pareja se tiene que conocer, una opción es mediante un Miai

Miai ("mirándose uno al otro") es una costumbre tradicional en la que se realiza una cita concertada para que dos personas solteras se conozcan con vistas a un posible matrimonio. Surgió en el siglo XVI entre los samuráis para formar alianzas militares y políticas. A partir del siglo IXX , la tendencia de los miai fue a menos frente a los ideales occidentales de matrimonios por amor (Kekkon ren'ai). Actualmente alrededor del 10% de los matrimonios en Japón son concertados.

Los candidatos al miai son juzgados por un conjunto de criterios conocidos como iegara; educación, ingresos, ocupación, atractivo físico, religión, posición social, y aficiones. Muchas mujeres buscan un marido estereotipado en tres atributos: altura, gran sueldo, y carrera universitaria. El tipo de sangre también es importante y dice mucho del caracter de una persona.


Un nakōdo, que suele ser un familiar o amigo, hace el papel de intermediario entre las familias en el proceso de miai. Entre sus funciones están la de presentar a  los posibles candidatos y las familias entre sí y actuar de enlace ayudando a evitar las diferencias de opiniones.


La iniciativa para un miai a menudo viene de los padres que sienten que su hijo/a con edad para contraer matrimonio (tekireiki),  de 22 a 30 años, ha mostrado poca o ninguna señal de buscar pareja.  Los padres a menudo planean miais con otras familias enviando una foto a un futuro esposo/a o intermediario, sin el consentimiento de su hijo/a. Aunque el número de matrimonios miai son bastante bajos, la persistencia de miai en la sociedad japonesa moderna puede explicarse debido a esta idea  del tekireki.

La pareja potencial y su familia se reunirá con el nakōdo y examinaran todos los candidatos. El nakōdo tiene sus fotografías y un "rirekisho", un pequeño historial que incluye el nombre, edad, salud, educación y ocupación  Si todos los criterios son aceptables, se encargará de concertar el propio miai, una reunión informal entre la pareja, nakōdo, y los padres de ambas partes. Hacia el final de la reunión, la pareja pasará tiempo a solas para conocerse mejor.



Si el miai inicial tiene éxito, la pareja quedará a solas tres citas mas. La decisión se suele tomar en la tercera cita. Si deciden casarse, pasarán por un proceso de matrimonio formal conocido como miai Kekkon en la que se organiza una ceremonia de compromiso organizada por la familia del novio. Si no deciden casarse se rechaza la propuesta con una pequeña perdida de honor por parte de la parte que se negó y su familia.



Una vez la pareja se ha decidido a casarse puede elegir entre los dos tipos de ceremonia:

La ceremonia tradicional (Shinzen shiki) se celebra en un santuario sintoísta. La novia se pinta de color blanco de pies a cabeza para declarar su condición de soltera a los dioses. Existen dos tipos de tocados; Uno el Wataboshi, una capucha blanca y otro, el tsunokakushi, una especie de tocado. También simboliza la intención de la novia para convertirse en una esposa dulce y obediente.


La ceremonia empieza la una pequeña comitiva formada por el sacerdote, los novios y familiares cercanos hasta el templo. Una vez allí el sacerdote declara el comienzo de la boda.  Todo el mundo se levanta y saluda al altar. El sacerdote hace una oración, y los novios hacen sus juramentos ,Entonces el sacerdote les da permiso de hacer el rito de "San san kudo (3 y 3, 9 veces)".Una sacerdotisa sirve sake en un vaso 3 veces. El novio lo bebe poco a poco 3 veces, y la novia también bebe 3 veces desde el mismo vaso.Repitiendo el ritual 3 veces. Terminado el rito, el sacerdote los bendice y declara que ya son esposos, las sacerdotisas sirven sake a todos los participantes, brindan y felicitan a los novios. Luego los músicos tocan música tradicional y una sacerdotisa baila. Para terminar todos rezan y salen del templo nuevamente en fila.


Las ceremonias cristianas actualmente son muy populares en Japón. El estilo de la boda cristiana (llamado "boda del estilo occidental") se ha convertido en la elección de la mayoría de las parejas en Japón.  En el último año el 70% de las parejas optaron por una boda al estilo cristiano. Las razones de su popularidad se deben al hecho de que son más baratas que un ceremonia tradicional sintoísta y que se consideran mas modernas, exóticas y elegantes.


Con los dos tipos de ceremonias, el sintoísmo y el occidental, disponible, los dos se pueden combinar en lo que se llama  boda japonesa contemporánea. El ritual en sí puede ser de cualquier de las dos formas pero se celebrá en el mismo recinto donde despues se celebra la recepción y el banquete bajo la animación de un Maestro de Ceremonias

La recepción sigue un estricto orden de acontecimientos que incluye entradas espectaculares de los novios con efectos especiales, discursos, y otras actuaciones.Se llevan a cabo las tradiciones occidentales como cortar la tarta, y el ​​primer baile  En la parte siguiente de la recepción los invitados pueden empezar a relajarse, comer y beber. Durante este tiempo, los novios se van a cambiar y se ponen una ropa mas cómoda.

0 comentarios: