Artes Marciales japonesas

Uno de los impulsos más importantes de todo ser vivo es el de defenderse del ataque de depredadores o de individuos de la misma especie que compiten por territorio, comida o reproducción. A diferencia de los animales que disponen de mecanismos de defensa incorporados en su propia estructura el ser humano adapta aquello que dispone para defenderse y desarrolla métodos de defensa. Cuando algún método resulta eficaz las otras personas lo copian o pretenden aprenderlo de quién lo desarrolló, con lo cual se formaliza no solo la técnica sino también los métodos de transmisión y se crea la génesis de las artes marciales.


Las artes marciales son prácticas cuyo objetivo es someter o defenderse mediante la técnica. Las artes marciales modernas de Japón, judo, karate, y aikidō vienen del  jiu-jitsu, el arte marcial original del país del sol naciente.

El jiu-jitsu, el arte de suavidad, abarca una variedad amplia de sistemas de combate basado en la defensa "sin armas" de uno o más agresores tanto armados como desarmados. Las técnicas básicas incluyen luxaciones articulares, golpes, esquivas, empujones, proyecciones, derribos, y estrangulamientos. Estas técnicas que se desarrollaron a lo largo de cerca de dos milenios, se originan en métodos de batalla de los samurai, para hacer frente a otros guerreros.



Probablemente se nutre de técnicas provenientes del Sumai, el antecesor del Sumo, golpes a puntos vitales que provienen del conocimiento marcial de refugiados chinos que durante el siglo XIII huían de la dinastía manchú y quienes traían consigo conocimientos del kung fu, y técnicas desarrolladas a lo largo del período feudal japonés por diferentes clanes a partir del combate en armadura. Aunque al principio a cada uno de estas artes desarrolladas por individuos o clanes se le dio un nombre particular luego fueron agrupadas bajo una denominación común conocida como Yawara o Jujutsu.
Algunas de sus descendientes directas son encontradas dentro del Gendai Budo, las artes marciales que fueron creadas en tiempos contemporáneos (inicios del siglo XX)  basadas en las escuelas antiguas como por ejemplo el Judo, y el Aikidō.


El Judo es el camino de la flexibilidad, fue fundado por Jigoro Kanō en 1882. El sensei Kano recopiló la  técnica de 2 de las antiguas escuelas de jujitsu, que se basaban en la lucha cuerpo a cuerpo y las fundió en una sola. 
Como arte marcial tradicional que se ha convertido en deporte de combate y deporte olímpico, el Judo se ha ido especializando en los lanzamientos, las sumisiones, y las estrangulaciones para hacerse más deportivo. Es uno de los cuatro estilos principales de lucha deportiva más practicados hoy en día en todo el mundo. Los practicantes son denominados judokas.



Tiene como objetivo derribar al oponente usando la fuerza del mismo.Sentó las bases metodológicas y el sistema de grados kyu - Dan para las artes marciales modernas japonesas, tanto en sus objetivos como en sus métodos de enseñanza. La vestimenta usada en el judo recibe el nombre de judogi. Los colores pueden ser azul o blanco, pero de preferencia es este ultimo. Cualquier otro color que no sea el blanco solo se puede usar en competiciones en las cuales se permita, pero nunca para la realización de los katas. 

El color del cinturon simboliza el proceso de aprendizaje y crecimiento de una persona.En Japón donde la constancia y la perseverancia son mayores que en Occidente los colores del cinto del judoka son tres (blanco, marrón y negro). Nosotros utilizamos siete colores, color blanco, amariilo, naranja, verde, azul, marron, negro y posteriormente se aumenta por medio de los dan. El más alto grado alcanzado posteriormente es el cinturón rojo, únicamente conseguido por trece hombres de 10º dan. Actualmente en Japón se han empezado a utilizar también cinturones de colores para los niños. Para estos hay "niveles intermedios entre cinturón y cinturón" en los que se le va poniendo bandas del próximo color a obtener.


El Aikidō, el camino de la energía y la armonía, fue desarrollado por Morihei Ueshiba  tras estudiar en varias escuelas de artes marciales de combate, con y sin armas; entre los años 1930 y 1960. Su característica fundamental  es la búsqueda de la armonización y neutralización del contrario en situaciones de conflicto, dando lugar a la derrota del adversario sin dañarlo.

Lo mas difícil de estudiar en el Aikido no son las técnicas en sí, bien al contrario, lo mas agotador es aprender a convivir, a entender la violencia que surge del interior de cada uno, cuando nos sentimos amenazados en lo fisico, lo mental, y en lo emocional; lo cual no es más que el reflejo de nuestras propias inseguridades, y prejuicios.



Aunque las técnicas del Aikido pueden usarse como defensa personal ante una posible agresión, su fundador  no las creó como un método mas de lucha. Su intención fue desarrollar un Arte marcial capaz de integrar a la persona en todos sus aspectos, físico, mental y energético.

A la persona que practica esta arte marcial se la llama Aikidoka. Dentro del Aikido tradicionalmente se mantiene el sistema Kyu- Dan, y cinturones de colores  heredado del Judo.

El karate-do, el camino de la mano vacía, se origina a partir de los sistemas de combate existentes en la Isla de Okinawa, cuyo origen se remonta al kung-fu practicado por los monjes shaolin chinos, adaptado conforme a la necesidad de los guerreros nobles de la isla. Se populariza finalmente en el Japón en siglo XX, gracias a la influencia de Gichin Funakoshi a partir de 1922, conjuntamente con Jigorō Kanō (fundador del Judo), quienes realizaron diversas demostraciones. A la persona que practica esta arte marcial se la llama karateka
El Karate-do se caracteriza por el empleo de golpes de puño y patadas, aunque no restringe su repertorio sólo a ellos. Es un arte marcial en el que se coordina la fuerza, la respiración, el equilibrio y la postura, el correcto giro de cadera y la conexión conjunta de músculos y extremidades, trasladando gran parte del peso corporal y del centro de gravedad al impacto, generalmente se busca derrotar al adversario mediante un solo impacto contundente. 



El uniforme de práctica empleado en el kárate es el keikogi o karategi, compuesto por una chaqueta, pantalones y un cinturón. El karategi se deriva del judogi, dada la influencia de Jigorō Kanō y el arte marcial y deporte fundado por el, el Judo.

Posteriormente, y emulando al Judo, se establecieron los kyus o cinturones de color. El karate es también un sistema de defensa personal que ayuda a canalizar la agresividad de la persona a través de la gran actividad física que se realza. Es un inmejorable método para el desarrollo físico, pues pone en juego todos los sistemas del cuerpo y los amplía, al tiempo que favorece su funcionamiento; aunque lo principal es que desarrolla la personalidad y el carácter de quien lo practica, siendo este su objetivo formativo.



Con 50 millones de practicantes en el mundo, el karate es el segundo arte marcial más practicado en el mundo, después del Taekwondo o karate coreano con 60 millones y mucho más que el Judo que tiene 16 millones; pero al contrario de estas últimas, no es una disciplina olímpica aún.

Fuente de Información: Wikipedia

2 comentarios:

  1. En la segunda imagen, un dibujo de una toma cenital: corresponde a WingChun Kung-Fu Chino

    ResponderEliminar
  2. La primera imagen del artículo es de Shorinji Kempo (en el artículo ni se menciona).

    ResponderEliminar